El estigma

¿Qué es el estigma?

El estigma es una desaprobación social que tiene que ver con un rasgo, un atributo, etc de una persona y que se percibe como algo contrario a las normas que culturalmente se establecen. En el caso de una persona con un trastorno adictivo, el estigma hace que se le vea socialmente como un ser vicioso, inferior e indigno.

¿Lo has sentido en primera persona o con alguien de tu entorno? ¿Cómo le pongo remedio?

Probablemente habrás visto que tendemos a poner una ‘etiqueta’ a las personas, con connotaciones negativas lo que hace que esta persona pueda terminar discriminada.

Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti.

¿Qué podemos hacer todos para acabar con el estigma del enfermo adicto?

Respetar, mostrar empatía, comprensión y apoyo y, en la medida de nuestras posibilidades, ayudar a que la persona que sufre esta enfermedad no se sienta apartado de la sociedad y que vea que afrontando el problema puede recuperar una vida feliz.

¿Por qué luchar contra el estigma?

Porque nadie merece ser excluido, porque como seres humanos merecemos respecto y porque estigmatizar a una persona con un trastorno adictivo implica el nulo reconocimiento de la adicción como enfermedad. Estigmatizando la enfermedad solo contribuimos a que las personas que la sufren sientan vergüenza a la hora de pedir ayuda, dificultando la rehabilitación de miles de personas en nuestro país.

Y porque las personas que presentan un trastorno adictivo necesitan comprensión, apoyo y solidaridad.